+34 93 307 12 08 info@farmaciamarqueta.com

La tos es un reflejo natural del organismo con la función de liberar la garganta de mocos u otros irritantes y se considera un método de higiene del cuerpo. Gracias a la tos, nuestro cuerpo mantiene los bronquios y la tráquea limpios.

Todos hemos sufrido alguna vez algún tipo de tos y es por eso que debemos saber diferenciarlas.

¿Cuántos tipos de tos existen?

 Tos productiva

La tos productiva va acompañada de mucosidad y flemas en la garganta y es muy fácil de identificar ya que se nota directamente como nuestro cuerpo elimina esos mocos.

Este tipo de tos viene provocada por  resfriados de tipo bacteriano, bronquial o pulmonar.

 Tos seca

La tos seca no presenta expectoración, es decir, no va acompañada de mocos. Este tipo de tos suele ir acompañada de irritación en la garganta que provoca cierto malestar.

Algunos de los motivos para padecer este tipo de tos son: resfriado común, alergia, irritaciones, asma, obstrucción de las vías respiratorias, reflujo gástrico, Covid-19, etc.

Tos aguda o crónica

La tos aguda o crónica es aquella tos que se extiende por un periodo más largo de lo normal. Supera más de 15-20 días de duración y suele ser causada por la irritación de nuestra laringe.

Este tipo de tos puede desenvolver problemas más graves de salud.

¿Cómo podemos aliviar la tos?

  • Mantenerse hidratado es uno de los factores más importantes, intenta beber mucha agua u otros líquidos como infusiones o caldos.
  • Duerme con el torso ligeramente inclinado para dejar la cabeza a mayor altura que los hombros.
  • Come caramelos, ya que estos ayudan a mantener humedad en la garganta y reducen la tos.
  • Hacer gárgaras con agua salada puede ayudar a limpiar la mucosidad.
  • Toma infusiones con limón, miel o jengibre.
  • Evita sustancias como el tabaco, ya que el humo produce irritación.
  • Usa agua marina para limpiar las fosas nasales, esto ayuda a respirar mejor.
  • Intenta evitar los ambientes secos y ventilar los espacios cerrados.