+34 93 307 12 08 info@farmaciamarqueta.com

Hay que desterrar la idea de que uno puede padecer infección de orina porque coja frío o lleve demasiado tiempo el bañador mojado. La infección de orina se puede producir porque hay una proliferación de microorganismos en la vejiga. Dentro de estos microorganismos, lo más común es la infección de bacterias como la E.coli, que tienen su hábitat natural en el aparato digestivo y migran desde la zona perianal, a la uretra llegando a colonizar la vejiga.

Las relaciones sexuales y el uso de compresas o salvaslip, favorecen la infección. Este tipo de infección es más habitual en las mujeres que en los hombres. Sin embargo, una infección de orina en los hombres puede tener más complicaciones que en las mujeres.

Los síntomas que se asocian a la infección de orina son:

  1. Dolor o escozor.
  2. Ganas de orinar muy frecuentes y muy poco volumen.
  3. Dolor en el bajo vientre.
  4. Hematuria.

¿Cómo se trata la infección de orina?

Cuando uno presenta estos síntomas debe acudir a su médico, ya que la infección de orina requiere tratamiento con antibiótico, es muy importante cumplir al completo el tratamiento que nos haya prescrito el médico.

Es habitual que aún habiendo tomado el antibiótico , la infección de orina presente recurrencia, es decir, que se vuelva a repetir la infección en los siguientes seis meses.

Para evitar la recurrencia solemos recomendar una vez se finaliza el tratamiento con los antibióticos, la ingesta de arándanos rojo americano, que contienen  Proantocianidinas tipo A PACs que evitan que la E.coli se adhiera a la vejiga, además de acidificar el medio, haciéndolo más hostil a la proliferación de este tipo de bacterias.

Como prevención podemos alargar este tratamiento hasta 6 meses si tenemos infecciones muy recurrentes. Si lo son menos, bastará con un tratamiento intensivo de 10 días tras la finalización del antibiótico.

Consejos para prevenir la infección de orina

  • Cuida tu higiene anal y vaginal, especialmente después de cada relación sexual. La maniobra de limpieza de esas zonas d tu cuerpo será siempre de delante hacia atrás.
  • Evita los medicamentos efervescentes y las bebidas carbonatadas que favorecen el medio básico en la orina, y hacen que las bacterias proliferen a mayor velocidad.
  • Completa tu dieta con alimentos ricos en Vitamina C, como los cítricos que acidifican la orina.
  • Aumenta la ingesta de líquidos, hasta dos litros de agua diarios.
  • Al orinar procura vaciar la vejiga por completo.
  • Aumenta la frecuencia de micción , por lo menos cada 3-4 horas y siempre tras cada relación sexual.

¿Quieres saber más sobre la infección de orina? No te pierdas mi vídeo.