+34 93 307 12 08 info@farmaciamarqueta.com

Debemos preparar siempre nuestra piel para el verano. Esta necesidad cobra aún más importancia debido a estas últimas semanas que hemos estado confinados. Al llevar bastante tiempo sin recibir el impacto de la radiación solar, nuestra piel tiene a estar más sensible a la quemadura solar. Debemos ayudar a nuestra piel con todos nuestros recursos para evitar que se queme y se produzcan lesiones cutáneas graves.

¿Cómo podemos proteger nuestra piel?

Sin lugar a dudas, el primer paso de cualquier rutina de protección frente a la radiación solar es la aplicación de una crema de protección solar. La elección de este producto no la podemos dejar al azar: debemos conocer nuestra piel, nuestro fototipo, la aplicación que nos parezca más cómoda. Además, en el caso de los niños, deberemos usar fotoprotectores indicados especialmente para su edad. 

Una vez tengamos nuestro protector tópico idóneo, tenemos distintas opciones para complementar la protección. Cabe destacar que la protección tópica bien empleada (y esto quiere decir bien repartida por todo nuestro cuerpo, sin olvidar ninguna zona, e irla reaplicando cada 2 horas) nos protege aproximadamente un 60% de las radiaciones solares.

Trucos para conseguir una protección solar integral

 

  • Exfolia tu piel para eliminar las impurezas a través de exfoliantes faciales y corporales. 

 

  • Nutricosmética solar, el mejor complemento para llegar a cada rincón de tu piel. Debes empezar con tu fotoprotector oral unas dos semanas antes de empezar la exposición al sol. Así, prepararás a tu organismo con antioxidantes para combatir el estrés oxidativo causado por la radiación solar. De la misma manera, conseguirás lucir un bronceado mucho más bonito y duradero. Nuestro must have es SunIsdin, que además de antioxidantes contiene carotenoides y vitamina D. Gracias a esta formulación potenciarás las defensas naturales de tu piel frente al sol.

 

  • El uso de gafas y de sombreros o gorras está especialmente recomendado durante nuestros paseos en las fases de desescalada, incluso cuando vayamos a tomar algo a una terraza. Por mucho que protejamos a nuestra piel con cremas y nutricosmética, debemos ser conscientes que este año no llevamos la misma exposición solar que otros años, y por tanto, nuestra piel está más sensible y reactiva que antes.

 

  • Recuerda cumplir todos los pasos de tu rutina de limpieza, tanto por la mañana como por la noche, para que los tratamientos que apliques a posteriori sean mucho más efectivos.

 

Si tienes más dudas sobre la protección solar, no dudes en escribirnos a través de las redes sociales. ¡Te ayudaré encantada!